Queso de Camella

El queso de camella , también llamado queso de Mauritania es un alimento elaborado a base de leche de camello.

Se produce en el desierto de Mauritania, pues de ahí deriva su otro nombre.

En este sentido, podemos describirlo como un queso de pasta blanda y cremosa, tapado por una cáscara enmohecida, pero con un gustillo algo más salino que hacer acordar el gusto de los quesos de cabra.

De igual forma, en los países donde son exportados, se venden en forma de cuadrado plano de 250 g.

Historia del origen del queso de camella

Desde hace milenios el camello se esgrime como medio de exportación para personas y bienes, pero reflexionarlo como un mero animal de carga es una injusticia ya que es preciso para el sostén de las personas en las regiones áridas por muchos porqués.

Uno de los más significativos y que se relaciona con el presente artículo, la leche.

Si bien la leche de camella se emplea para gasto humano, pocas veces se fabrican quesos con ella, en parte por el problema para cuajarla, en balance con la de otros animales.

Una divulgación de la FAO ayuda a destacar este inconveniente.

El principio primordial de la preparación del queso reside en cuajar la leche para lograr un cuajo y un respectivo suero.

Actualmente

Los métodos actuales para hacer quesos apresuran este sumario mediante la afiliación de un fermento -una labor bacteriana que origina ácido láctico- y cuajo, elemento derivado de las crías que sujeta una enzima para originar el proceso de precipitación.

Esta enzima apresura el apartamiento de los líquidos y de los sólidos.

Asimismo, el especialista J. P. Ramet, de la Escuela Nacional Superior de Agronomía de Francia, por encargo de la FAO aprendió la forma de solucionar los problemas de coagulación correspondidos a las tipologías determinadas de la leche de camella.

Después de indagar y experimentar en Arabia Saudita y Túnez, reveló como cuajar la leche a través de la agregación de fosfato de calcio y también de un cuajo vegetal.

En torno a lo expuesto, los resultados de esta pesquisa se han descubierto en un manual en.

Igualmente, el texto narra la constitución de la leche de camella, la coteja con la de otros animales y expone cómo cuajarla para conseguir un queso de camella.

El caso de la Caravane

Leche: Camella

Ejemplar: Pasta blanda, cáscara natural enmohecida

Materia Grasa: No determinado

Gestación: Entre 1 y 2 meses

Dureza: Suave

País oriundo: Mauritania

Zona: Nuakchot

A diferencia de otros quesos, la leyenda del Caravane no nace entre productivos y verdes pastos mojados por la lluvia, sino en las estériles arenas del desierto de Mauritania.

Fue específicamente en esa zona, donde Nancy Abeiderahmanne, una ingeniera industrial oriunda de Gran Bretaña, fundó en la última etapa de la década de 1980 la empresa Tiviski, dedicada a la leche de camella, ubicada específicamente en África.

Periodo de vida de la leche de camella

No obstante, aunque  la leche de camella se mantiene mejor que la de vaca, la primera posee un espacio de vida corto y su elaboración es más enaltecida justo cuando la solicitud es menor (en los meses de invierno).

Juicioso de ello, Abeiderahmanne halló una muy aguda solución: transformarla en un producto más veterano, el queso.

Así, en 1992, con la ayuda de expertos de la FAO, se arrojó al mercado el Caravane, que pronto fue denominado como “camelbert”, por su similitud con el Camembert.

Por este plan, Abeiderahmanne adoptó en 1993 el acreditado premio Rolex a la decisión.

En este sentido, la leche del queso de camella proviene de cerca de 800 rebaños de camellos, patrimoniales a pastores nómadas.

Los laboriosos de Tiviski explotan manualmente a los animales donde quiera que existan (en ocasiones a unos cuantos km entre tamo y tramo, para ser más específica unos 80 kilómetros), y luego trasladan la leche a algunos de los tres ejes de acopiada que la sociedad posee a lo largo del río Senegal.

De esta forma, los pastores extienden con su modo de vida ambulante, pero toman a cambio unas significativas entradas económicas.

Características del queso de camella Caravane

Algunas de las características del queso de camella Caravane son:

1. Textura

El caravane es un queso muy suave y cremoso, tapado por una cáscara enmohecida, pero con un gustillo algo más salobre que hace recordar a los suculentos quesos de cabra.

2. Comercialización

Pensado para el mercado de Europa, el régimen no permite aún meter los productos procedidos del camello en este mercado.

Su mercadeo se circunscribe a las tiendas y restaurants de Nuakchot, al vecino Senegal, y del mismo modo se puede hallar en algunas tiendas especializadas en la ciudad de Nueva York.

3. Significado de la leche de camella

La leche de camella es un líquido muy extendido en el mundo árabe; en algunas zonas, como en Mauritania, es emblema de hospitalidad y se brinda proverbialmente a los invitados y turistas.

Pero su potencial aún está sin explorar.

La leche de camella es algo más salina que la originaria de la vaca, posee tres veces más de vitamina C y diez veces más de hierro, por lo que podría formar un nutrimento completo para la localidad en regiones áridas y pobres.

Al mismo tiempo, serviría de nutrición a los pastores de camellos.

4. Aporte nutritivo de la leche de camella y por ende del queso de camella

Para sus secuaces, la leche de camella es jugo puro.

No obstante levemente más salada que la de vaca, es muy servicial para la salud.

Después de todo, la naturaleza la fundó para que las crías de camello progresen en algunos de los ambientes más dificultosos del planeta: los desiertos y las sabanas.

Por eso posee un comprendido tres veces mayor de vitamina C a comparación de la famosa leche de vaca.

Un dato de importancia es que en Rusia, Kazajstán y la India los clínicos suelen formularla a los pacientes, mientras que en África podría encomendarse a las personas que presentan SIDA. 

Por otro lado, los somalíes son insaciables consumidores de este beneficio y están persuadidos del valor saludable de la leche.

Asimismo a parte de la vitamina C, la leche de camello y por ende el queso de camella es rica en hierro, ácidos grasos insaturados y también presenta un buen aporte de vitaminas B.

Sobresalir de los obstáculos

Por otro lado, la explotación del mercado de la leche de camella, no obstante, supone salvar una serie de dificultades de la producción, la elaboración y el mercadeo.

Uno de estos problemas es la leche misma, que hasta ahora no ha justificado ser concurrente con el método a temperatura ultra alta (UHT) forzoso para su subsistencia.

Con todo, el principal reto se desase del hecho que los fabricantes del ramo son, en su enorme generalidad, bohemios.

Otro inconveniente es que los pastores errantes de camellos suelen resistirse a ceder la leche que les sobra, la cual por práctica se reserva a los presentes distinguidos y a los pobres.

Se ha distinguido, no obstante, que esa repugnancia puede excluirse si se les promete un buen precio.

Manera de recolectar la leche de camella

Para ordeñar una camella en el Sudán, hay que acercarse al animal por la derecha.

Posteriormente  ubicarse en la pierna derecha.

Doblar la pierna izquierda e instalarle encima una vasija u otro receptáculo.

Los pechos de las camellas poseen cuatro pezones.

Se toman los dos más próximos y se estrujan. Los otros dos son para nutrir a la cría. Esta maniobra se hace dos veces al día.

Pero no basta poseer la excelente proporción de un maestro de yoga.

Asimismo, las camellas pueden ser muy tenaces y si el animal no quiere, ni hablar de que se deje ordeñar.

Diferencia con las vacas

A discrepancia de las vacas, que acumulan toda su leche en los senos, las camellas conservan la suya más adentro del cuerpo.

Igualmente es esencial la representación de la cría de la madre.

Las camellas sólo nutren a sus propias crías, reconociendo al olor propio de éstas.

Cuando una cría muere, los pastores listos mienten a las madres a la hora de la extracción de la leche presentándoles una imagen revestida con piel de la cría de  respectivo camello.

Asimismo, lo más significativo es que la elaboración de leche de camella solicita poca tecnología, lo que a su vez expone por qué apenas 5 litros diarios se reflexionan un beneficio grato.

Por otro lado, Bennett, expresa que nadie está encomendando un aprovechamiento agotador de la leche de camello, no obstante, sólo con optimar los pastos, la cría y el cuidado veterinaria, los beneficios diarios podrían aumentar a 20 litros.

De igual forma, como la leche fresca se vende en los proveedores africanos cerca de a un dólar por litro, esto se volvería en una suma significativa para los pastores errantes, que hoy en día cuentan con pocos principios agregados de ingresos.

Sería realizable fundar un mercado universal con un valor de aproximadamente unos 10 000 millones de dólares.

Modo de hacer un queso de camella

Finalmente, los pasos básicos para la elaboración del queso de camella son:

Coagulación del queso de camella

Como cualquier clase de elaboración de queso, el primer paso es sin duda el proceso de coagulación.

Este caso consiste en dejar la leche en un área caluroso, para lograr que el azúcar de la leche y la lactosa, se alteren, dejando como resultado un sabor agrio lo que hace que uno de los componentes sólidos de la leche, una albúmina citada caseína, se aparte del suero por el trabajo de las bacterias del ácido láctico.

La precipitación da como consecuencia una utilidad espesa, la cuajada o requesón, que se acopia en un trapo delicado o gasa para que gotee bien el suero antes de ser mansamente movido para arreglarlo antes de su gasto.

Se trata del procedimiento más fácil y sin duda el más antiguo, de elaboración del queso, que aún se utiliza para fabricar queso fresco.

Por otro lado, cuando la leche ha sido pasteurizada, y las bacterias, contenidas las optimas para que se prepare el proceso o de acidificación (cristianizar en ácido), han sido excluidas por medio del calor, debe aumentarse un cebador o acidificador (análogo a la labranza o bacterias que se aumentan al yogur).

Para elaborar quesos más macizos y duraderos y apresurar el sumario de ausencia, se esgrime una enzima llamada cuajo, que se halla en el vientre de los mamíferos críos y consiente a éstos asimilar la leche de la madre.

El cuajo para el queso de camella

El cuajo se extirpa del caparazón del estómago las camellas lactantes y se seca hasta lograr un polvo que será licuado en agua cuando sea forzoso.

Posteriormente se aumenta a la leche después del cebador o acidificador para apresurar el proceso de coagulación, en otras palabras, lograr la separación del suero y el queso.

Dado que es casi igual, la discrepancia en el sabor o textura de los quesos consecuencias es apenas estimable, por lo que son cada vez más los constructores que la esgrimen.

Esto se hace excluyendo el suero y dejando gotear la cuajada.

En esta etapa, suele agregarse la sal, que del mismo modo ayuda a la rapidez de la elaboración de ácido láctico, enaltece el aroma y ayuda a la conservación del queso y a su restablecimiento.

Moldeado y forma

En este período se mete la cuajada en modelos para darle forma.

Si se apetece lograr un queso de textura fijo, ha de comprimir durante horas, o inclusive semanas si se quiere que sea fundamentalmente compacto.

El queso de textura suave se extirpa de los moldes pasadas algunas horas, mientras que el más rígido se deja más tiempo antes de sacarlo y restregarlo con sal o baldearlo con agua salada.

Curado y envejecimiento de queso de camella

Durante esta fase, se esconde el queso en recintos específicos o en cuevas, en contextos inspeccionadas de sereno y baja temperatura.

Por lo general, cuanto más tiempo dure el sumario de decadencia más complicado y agudo será el perfume del fruto resultante.

Finalmente, para la realización del queso de camella mientras el queso va floreciendo, la cuajada advierte una efervescencia, que transfigura el azúcar todavía presente en dióxido de carbono y ácido láctico, la respectiva grasa se transforma en ácidos grasos y las proteínas en cualquier clase de aminoácidos.