Queso de Oveja

En el presente artículo les hablaré acerca del queso de oveja . En este sentido, si nos referimos a esta variedad, pues podemos darnos cuenta que su materia prima deriva de la leche de oveja. Asimismo, las ovejas, a discrepancia de lo que son las vacas, requieren de menos cantidad de pastos para poder mantenerse con vida, siendo esta una razón que hace que el queso de oveja se de en zonas mucho más secas. En torno a lo expuesto, esta clase de queso puede ser sometido a varios procesos y de acuerdo a ellos, podemos obtener quesos tiernos o mucho más maduros, es decir, algunos pueden estar curados o semicurados.

Características que aporta el queso de oveja

Características que aporta el queso de oveja

 

En cuanto a sus particularidades, algunas de las características del queso de oveja pueden ser:

1. Sabor

El queso de oveja es un poco ácido, con mucha manteca y con textura granulada. En ocasiones nos podemos encontrar con quesos de ovejas un poco picantes y en ocasiones son mucho más cremosos y con más aroma que el queso de vaca.

2. Tipos

Los tipos de quesos de ovejas como se mencionó anteriormente pueden ser tiernos, curados o también los podemos encontrar semicurados.

3. Formas

Sus formas o representaciones pueden variar, es decir, pueden ser circulares, cilíndricos o cuadrados.

4. Fabricación

Para la elaboración del queso de oveja se necesita menos leche que para la producción de un queso de vaca, es decir, para la elaboración de un queso de oveja simplemente necesitaremos 5,5 litros de leche para un kilo de queso, mientras que en el caso del queso de vaca se precisará de 15 litros para un kilo. Este dato es debido a que la leche de oveja le falta mucho más líquido.

Maneras de hacer queso de oveja y sus tipos más conocidos

Maneras de hacer queso de oveja y sus tipos más conocidos

Mundialmente los quesos de inicio ovino son muy deseados. Su variabilidad para la elaboración de variados platos hace de ellos uno de los compendios fundamentales en cualquier cocina. Por esto hemos estimado útil ofrecer unas breves advertencias sobre cómo hacer un queso de oveja. En torno a lo expuesto, en la producción del queso de oveja se dan diversas etapas:

La aceptación y el procedimiento de la leche

En este primer paso se ejecuta un control de la eficacia de la leche, es decir, se hacen una serie de estudios para detectar las partes tanto microbiológico como químico y físico. En otras palabras, en esta fase se eliminarán toda clase de impurezas del campo y de las que presentan los animales. Asimismo, se utilizará leche cruda y a partir de ella se acomodará el queso de oveja con un sabor más agudo y con la flora microscópica de la propia leche. Luego se avivará la leche a cuajo.

Coagulación de la leche de oveja

Por otro lado, en este proceso se origina la coagulación de enzimas. Es decir, este paso es cuando se cuaja la leche, lográndose el uso de cualquier tipo de cuajo de origen animal, que es derivado  del estómago de rumiantes; si no lo desean, pueden suplirlo por uno de origen vegetal con la flor del cardo.

En este sentido, en cada clase de queso de oveja interviene la suma de ácido láctico que se forme, así como del mismo modo la altura en que suceda el proceso. Es de advertir que la congelación con la leche cruda será mayor derrochando menos elemento seco en el suero. Además, debemos determinar que la temperatura y el tiempo del cuajado son elementos concluyentes del tipo de queso a hacer.

Poda de la cuajada

En esta fase se parte la leche con cuchillos para ayudar con la salida del suero que posee la masa. Los cortes deben fragmentar la cuajada en pedazos de tamaño versátil. Esto va a depender de la clase de queso de oveja.

Calentamiento

En esta etapa hay que excitar la leche entre 30 y 40º C. Cuanto más eminente sea el calentamiento, más seco quedará el queso. A esto se le citará queso de pasta cocida. Mientras que el de calentamiento más bajo se el designará queso de pasta blanda.

Comprimido

En este período se llenan los instrumentos donde vamos a verter la preparación. Si se desea lograr quesos de pasta prensada, se emplea a los moldes a tensión exterior.

Proceso de salado

La sal va a ayudar la creación de la cáscara, frenando que se despliegue exorbitantemente la flora microbiana. Pero a la vez a la vez contribuirá un gustillo propio al queso de oveja. Al momento de añadir la sal se puede efectuar de acuerdo a las diferentes prácticas.

Madurado

Finalmente llegamos a la última etapa que se le designa madurado. Aquí es cuando despliegan sus sabores y aromas. Hay que tener presente que dependiendo del grado de maduración, los quesos de oveja conseguirán ser frescos, semi-curados o curados, todo esto será dependiendo de la manera en la que hagamos este paso.

Un dato importante es que los quesos de leche cruda de oveja, tienden a hacerse más rápido que los quesos con leche pasteurizada. Lo que acrecienta su acidez y frena la propagación de patógenos.

Familia de Quesos Oveja

familias del queso de oveja

El queso de oveja es uno de los magnos  patrimonios culturales. No se sabe con convicción dónde ni cuándo inició la producción del primer queso, pero hay muchas leyendas y mitos sobre el principio del mismo. Si conmemoramos un poco la historia, advertimos que de acuerdo a la mitología en Grecia, fueron los Dioses del Olimpo quienes educaron a los humanos a fabricar el queso.

Algo más probable es la leyenda de los árabes en la que nos narra cómo un pastor nómada se quedó sin depósito para trasladar la leche, entonces se le ocurrió asesinar un cabrito y esgrimir su estómago como cuenco para llevar el cargamento. Como consecuencia del calor durante el camino de retorno, la leche se volvió maciza y así se aprendió la producción del queso.

Por otro lado, en la época romana, se gastaba el queso como manjar, como resultado estos causaron el esparcimiento de las metodologías de producción del queso. Asimismo, el queso de oveja fue fundamental para revelar América porque no invadía mucho  espacio en los navíos, nutría bien y se almacenaba durante un largo ciclo de tiempo.

Valor nutricional de queso de oveja

El queso de oveja posee muchas vitaminas y minerales, tanto que presenta más que el de vaca. Asimismo, su lactosa es más baja por lo que será beneficioso para aquellos individuos que les hace daño esta parte de la leche.

Propiedades del queso de oveja

En otro sentido, el queso de oveja posee mucha grasa por lo que aporta mucha energía, la mayoría de su grasa es saturada por lo que las personas que padecen de colesterol deben tener mucho cuidado.

Beneficios del queso de oveja

beneficios del queso de oveja

El queso es uno de las provisiones precisas en nuestra dieta por todos los favores que nos aporta. Pero dentro de los desiguales tipos de quesos que podemos hallar, nos gustaría subrayar los beneficios del queso de oveja que lo cristianizan en un queso muy digno para nuestro sustento.

De esta manera, primeramente hay que considerar que la leche de oveja tiene más  grasa y proteína que el queso vegano, pero presenta menor contenido en agua, y esto hace que los quesos gocen de un gran sabor y consistencia en boca. Los quesos de oveja son más agudos, cremosos y aromatizados y se determinan por su gusto levemente ácido, salado y también mantecoso como el queso de búfala. Al mismo tiempo de su excelente sabor, son muchos los patrocinios del queso de oveja para nuestro organismo, no obstante quizá no siempre bien frecuentados.

¿Quieres saber cuáles son?

Entre los primordiales favores que nos ofrece el queso de oveja podemos subrayar los siguientes:

Es un alimento muy sustancioso

El queso de oveja es rico en materia grasa y nos contribuye gran suma de energía y proteínas, esenciales para nuestro organismo y para conservar los músculos fuertes. La junta de proteínas varía bien sea por la curación del queso, por lo que los quesos más curados tienen mayor proporción.

Tiene alto comprendido en minerales, fundamentalmente calcio, fósforo, hierro y zinc. Por ello es excelente para prevenir la anemia, la osteoporosis y la disminución del calcio. Del mismo modo, ayuda a fortificar el cabello, la piel y los dientes. Sujeta muchas vitaminas del grupo B que son muy significativas para un delicado trabajo del metabolismo. Esta clase de vitaminas se excluyen con la orina, por ello es muy forzosa su ingesta diaria. El queso de oveja además es una gran germen de vitaminas A, D y E.

Es más digestivo

Otro de los aportes del queso de oveja es que se digiere mejor que le leche y, a su vez, la leche de oveja sujeta menos lactosa que el queso de cabra. Así pues, es conveniente para personas intolerantes, fundamentalmente los quesos más secados.  Y también, está libre de gluten, por lo que del mismo modo puede ser usado por celíacos.

En torno a lo expuesto, los ácidos grasos del queso de oveja son principales para el desarrollo y provechosos para el sistema cardiovascular, inmunológico y sistema nervioso, al mismo tiempo de tener patrimonios anticancerígenas. Por ello, el queso de oveja es un nutrimento muy sano e ideal para toda la familia y todas las épocas, no obstante su consumo debe ser balanceado en el caso de personas con dificultades de colesterol, sobrepeso o hipertensión. Una ración consiente envolver las sumas diarias encomendadas de nutrientes básicas que nuestro cuerpo precisa.

Para estimar todo su sabor, el queso de oveja debe probarse a temperatura ambiente, sacándolo de la nevera cerca de media hora antes de ser comido. Los países mediterráneos son los primordiales fabricantes de quesos de oveja, dado que éstas precisan menos pasto que las vacas y, por ello, es característico de regiones más secas. España cuenta con una larga práctica y gasto de quesos de oveja, cuya elaboración se da primariamente en Navarra, Castilla, País Vasco y León, Castilla La Mancha y Extremadura.

Aporte del queso de oveja

El queso es un provecho muy usado en España, según una tesis del MAGRAMA en nueve de cada diez domicilios de España se come queso de manera usual, dentro de las desiguales tipologías, el queso de oveja es uno de los más gastados. Y todavía con estos antecedentes la media per cápita se halla muy por debajo del uso de queso en Europa, siendo en España un 7,78 frente a un 17,2 en toda Europa.

En un país con producción de queso de oveja que cuenta con 150 diversidades de queso y 32 denominaciones de principio posiblemente el consumo de queso debería ser mucho mayor. De esta manera, son bastantes los patrocinios que contribuye a nuestra salud ingerir quesos de alce, y más aún el queso de oveja, ya que se ha justificado que su leche cuando está cruda posee beneficios para la salud del ser humano.

Por otro lado es importante señalar que un porcentaje de queso de oveja nos consiente envolver las necesidades de nutrientes cotidianos que nuestro organismo precisa. El queso de oveja es más digestivo que otros que son fabricados con leche de otros animales, por ejemplo, la leche de oveja sujeta hacer queso con menos lactosa que la de vaca.

Al ser rico en grasa es muy alimenticio, de manera que nos ayuda con mucha energía y proteínas, muy significativas para nuestros músculos. Domina un 26% de proteínas, alto comprendido en minerales, calcio y fósforo, conveniente para el desarrollo óseo y la aprensión de osteoporosis. Del mismo modo es beneficioso para personas con hipertensión o conservación de líquidos, debido a su alto comprendido de sodio. Por otro lado, presenta vitaminas del grupo A, vitamina E y D, y en mayor suma de vitaminas del grupo B.

Siempre que el queso esté hecho con leche pasteurizada, es digno para las embarazadas, ya que comprende una gran suma de ácido fólico. Conjuntamente sujeta los suficientes aminoácidos para que el cuerpo marche cabalmente.

Finalmente, son diversos los beneficios que nos reporta la ingesta de queso de oveja, sin embargo debemos marcar que el alto comprendido en materia grasa y sodio, hace que tengamos que apalear un consumo comprometido. Sobre todo, aquellas personas que padezcan de problemas de sobrepeso, colesterol o hipertensión, tal como se ha mencionado en el transcurso del artículo.