Queso trufado: Tipos y 5 infalibles métodos de elaboración

¿Alguna vez han escuchado hablar sobre el queso trufado? Pues, son muchos los comentarios cuando se hace mención de un sub lácteo que posee trufas en su pasta para que de esa manera se generen mayores intensidades de sabores y aromas. Este producto puede ser elaborado con diversas clases de trufas, las cuales son agregadas durante el proceso de elaboración o después del mismo.

Variedades de trufas usadas en este tipo de queso

Variedades de trufas usadas en este tipo de queso

Por lo general se realizan quesos con trufas negras, sin embargo, hay clases al que se les agregan trufas blancas o incluso, aceite trufado para aromatizar el sub lácteo sin necesidad de integrar las porciones de trufas a este.

Principales tipos de quesos trufados

Principales tipos de quesos trufados

Algunos de los principales quesos trufados que se pueden hallar están el Pecorino, el cual es elaborado a partir de la leche cruda de oveja que es combinada con trufa blanca; este posee un sabor intenso. El queso Brie con trufa también forma parte de esta categoría de alimentos, por lo general se le agregan los vegetales cuando tiene muchas semanas de maduración.

Otro sub lácteo que también es muy interesante es el Gouda con trufa, originario de Holanda. Se trata de un producto al que se añaden pequeñas porciones de trufas negras, las cuales les dará un sabor menos dulce al tradicional queso Gouda.

También podemos encontrar el queso La Perla trufado procedente de Alemania. Un dato interesante con esta variedad es que al menos un 15% de la composición de este alimento es trufa negra, por lo que es muy usado para rallar y dar aroma a una amplia variedad de recetas reconocidas.

Elaboración de un queso trufado ¡Realiza el que te guste más!

Un dato a tener en cuenta al momento de llevar a cabo el arte de trufar es que cualquier clase de alimento graso puede ser empleado para ser trufado, por esa razón, resulta muy habitual ver esta técnica en muchos quesos. En las próximas líneas se detallarán cinco formas sencillas para lograr un suculento queso trufado. Veamos:

Queso trufado con ralladura

Es pensado como uno de los métodos más contemporáneos que se pueden hallar en el mercado. Para este, se debe madurar el queso junto con la ralladura de trufa, esta es una manera sencilla de incorporar el hongo al producto. Al momento de cortar el queso, se podrán visualizar las finas trizas de trufas.

Queso trufado de pasta blanda

Al igual que como se puede trufar los huevos, los quesos también pueden ser introducidos en envases herméticos junto a una trufa para que le conceda ese suculento sabor. La trufa puede ser añadida entera o laminada (siendo esta última forma un poco más efectiva). Los quesos ideales para la realización de un queso trufado que sea elaborado bajo este método pueden ser Torta del Casar o queso Brie.

Queso en aceite trufado

Otra forma de lograr un queso trufado además de usar la trufa negra es añadiendo aceite que haya pasado por un proceso de trufado. Para este método se debe agregar aceite trufado en un bol y luego introducir en él el queso. Para que el sub lácteo consiga un mejor aroma y sabor, se recomienda sea cortado en porciones no muy grandes para que cause un mejor efecto.

El dato…

Existen dos maneras de trufar el aceite; la primera es marinar el aceite con trufas para que consiga las cualidades requeridas; y el otro método es añadir aceite en un sartén, agregar las trufas y calentar a fuego lento hasta que los hongos derramen sus gustos y olores.

Otro tipo de queso trufado

Para realizar un queso trufado en casa no es necesario conseguir muchas trufas blancas o negras, además de un queso entero Camembert o Brie, con un Mascarpone es suficiente. En esta receta se pueden usar nueces picadas para aportar un toque extra de sabor. Una vez que poseamos los ingredientes, se toma un envase, se le añaden las trufas, las nueces y el queso Mascarpone.

Tomar una porción del queso seleccionado (Camembert o Brie) y se abre por la mitad, coger una de las porciones, extenderla de forma uniforme encima de la superficie de la mezcla de Mascarpone, trufas con nueces, cubrir con la otra mitad, envolver con papel film y presionar para que ambas mitades queden unidas.

Dejar el queso en el refrigerador por unos días para que pueda conseguir un sabor delicioso que más adelante podrá ser combinado con pan tostado.

Queso trufado a la brasa

Para la elaboración de este tipo de queso a la brasa se debe emplear dos quesos cremosos que pueden ser de vaca, cabra u oveja, trufa de verano, aceite de oliva, pimienta negra, hojas de parra e higos.

Cortar el queso a la mitad con la ayuda de un cuchillo mojado para que no se pegue. Pelar la trufa y reservar las pieles para dar con ellas otro uso, como es el caso de aceites, salsas, entre otras preparaciones. Laminar la trufa y rellenar el queso con ella. Colocar la otra mitad del queso encima de la trufada. Añadir pimienta molida encima del queso y envolver con hojas de parra. Llevar el producto a las brasas durante 3 ó 3 minutos (el tiempo dependerá del tipo de queso y del tamaño).

Pasado ese tiempo, retirar del fuego y abrir las hojas. Servir el queso en un plato acompañado de higos, los cuales deberán estar cortados y llevados a la brasa por dos minutos. Este plato puede ser servido con pan tostado y aceite de oliva extra virgen.

Queso de oveja curado con trufa

Queso de oveja curado con trufa

Queso elaborado a partir de la leche pasteurizada de oveja, sal, cloruro cálcico, cuajo, 3% de pasta de trufa, alérgenos (lisozima derivada del huevo) y fermento láctico. Es un producto con una corteza de natamicina.

Esta variedad posee mucha personalidad, elegancia, innovación, con imagen imponente y sabores muy distinguidos. Se trata de un producto que tiene trufa negra que genera un equilibrio perfecto en cuanto a gusto y textura.

Diamante quesero

Diamante quesero

En este caso se hace mención de un queso muy cargado de sabor, pues, además de presentar la trufa, se le evidencian matices de cacao que combinan muy bien con la leche de oveja, generando de esa manera un producto intenso y muy seductor.

Queso trufado en supermercados

Queso trufado en supermercados

En dado caso de que seas una persona que no tenga mucho tiempo para realizar un queso trufado, también lo puedes conseguir en los supermercados. En algunos locales comerciales reconocidos como es el caso de Carrefour, está a la venta el queso trufado de Vega Sotuelamos y de la propia marca Carrefour. Del mismo modo se halla otra clase de la marca Rouzaire que fácilmente la pueden encontrar en el supermercado El Corte Inglés.

En conclusión, sea cual sea tu elección, lo ideal es que no te quedes sin probar alguna de las variedades de estos alimentos, destacando que si lo realizas en casa puede ser más atractivo ya que jugarás con las texturas, aromas y sabores del mismo. No se diga más, pues llegó el momento de consumir queso trufado.