Queso de Vaca

El queso es un nutrimento sólido hecho a partir de la leche coagulada de cabra, oveja, vaca, búfala, camella u otros mamíferos bovinos o vacunos. En este sentido, la leche es incitada a cuajarse utilizando una mezcla de cuajo (o algún suplente) y cualquier clase de acido, por ejemplo un cítrico. Muchas veces el más común es el queso de vaca .

Continuando con el proceso de elaboración, las bacterias útiles se encargan de agriar la leche, y poseen además un papel significativo en la exposición de la textura y el gustillo de la mayoría de los quesos. Algunos del mismo modo tienen mohos, tanto en el área exterior como en el interior.

Un poco de historia y la leche más utilizada

la historia del queso de vaca

Para los antecedentes griegos el queso simbolizaba como una ofrenda de los dioses.​ Hay cientos de diversidades de queso, sin embargo, el más frecuente a nivel mundial es el queso de vaca . Del mismo modo, sus diferentes cualidades y sabores son la consecuencia de la usanza de muchas variedades de bacterias y mohos, desiguales grados de nata en la leche, diversificaciones en el lapso de curación, otros métodos en su desarrollo del queso de cabra o de otros mamífero cuya leche se emplee.

Por otro lado, la leche más esgrimida en la producción de quesos es la leche entera de vaca, debido primariamente a que es la leche con mayor fabricación. Los quesos conseguidos a partir de leche vacuna provienen de regiones fértiles, idóneas para la ganadería bovina, como los llanos  de los Alpes, los Pirineos del norte de Europa, o la Cordillera Cantábrica. En la actualidad  la producción de estos quesos se ha desarrollado por todo el universo, con la usanza de leche oriunda de granjas vaqueras.

Beneficios de la leche de vaca

La leche de vaca entera contiene muchísima grasa, por lo que es frecuente emplear leche desnatada, o semidesnatada, con el propósito de someter el comprendido en grasa. No obstante, la grasa es uno de los componentes que más interviene en el gusto del queso , y por norma habitual, utilizar leche desnatada es equivalente de carencia de sabor.

Variedades en el queso de vaca

variedades de queso de vaca

Muchas variedades de quesos podemos encontrar de los derivados de la leche de vaca, algunos de estos son:

1. Queso gouda neerlandés.

2. Queso emmental suizo.

3. Queso de tetilla de Galicia.

4. Queso llanero venezolano.

Cada uno de ellos poseen unas texturas, sabores, e inclusive y color análogo. Por lo general, la leche de vaca da al queso un gustillo más fino que la de otros ejemplos de queso, no obstante eso puede depender de diversos factores, siendo estas razones por lo que es fácil hallar quesos de vaca de sabor muy fuerte, tales como:

5.Queso Harzer Käse alemán.

6.Queso gorgonzola italiano.

Beneficios del queso de vaca

Beneficios del queso de vaca

Algunos de los beneficios que puede aportar el queso de vaca son los nombrados a continuación:

1. Sabor

Los quesos de leche de vaca, suelen poseer una sazón más dócil que quesos de otras tipologías de leche.

2. Grasa

A pesar que la leche de vaca es una de las que posee más grasa, es una de las que posee menos cantidad en grasa  en comparación con las leches de otros animales.

3. Costo

La leche de vaca es más barata debido a la exuberancia de rebaños y a la producción que da el bovino.

Manera de hacer queso de vaca fresco sin moldes

Manera de hacer queso de vaca fresco sin moldes

Para hacer queso de vaca fresco o queso de búfala a nivel casero no es obligatorio utilizar mucho material. Por consiguiente estos son los ingredientes a usar:

Ingredientes:

-3 litros de leche de vaca para que nos de como resultado un queso fresco de unos 700gr, dependiendo de la eficacia de la leche que utilicemos en el progreso de la producción. Las cantidades se pueden ajustar para otros volúmenes con una simple regla de tres.

-1,5ml de Cuajo animal o también puede ser vegetal, usted decidirá cual emplear.

-Del mismo modo se usará 0,9ml de Cloruro Cálcico.

Materiales:

-2 inyectadoras o jeringas, una se empleará para el cuajo y otra para el cloruro, no se debe utilizar jamás la misma para las dos cosas.

-Una cacerola de 3L de volumen.

-Termómetro.

-Un cuchillo extenso.

Espumadora.

-Una tela de queso o gasa de unos 40cm de lado.

– Colador de pasta.

-Hilo.

Preparación:

Si usa leche de vaca cruda, en otras palabras, sin pasteurizar, lo primero que debe hacer es pasteurizarla conservándola unos 30min a 60ºC. Por otro lado, si la leche es fresca  y ya se encuentra pasteurizada pase al siguiente paso.

Luego, ponga el líquido entre 30 y 36ºC. Añada el Cloruro Cálcico y mézclelo bien con la leche. Agregue el Cuajo y mézclelo bien con la leche, posteriormente remueva. Espere alrededor de unos 45-60min hasta que la leche esté bien coagulada, para ello introduciremos la punta de un cuchillo y alzaremos la cuajada, si sale bien coagulada y no se tilde el cuchillo quedará lista. Asimismo, trozar la cuajada en dados con medidas entre 2cm de lado. Dejar descansar 15-20min para que descanse y se desuere lo coagulado.

Moje la tela de quesería y póngala sobre el colador de pasta. Si quiere aprovechar el suero para crear requesón o para repostería, ponga el escurridor sobre una alambrera que a su vez esté sobre una cacerola. Con la espumadera, saque con pulcro los dados de cuajada y viértalos sobre la tela de quesería. Una vez que lo que seria el queso lo pasemos por la hay que darle forma para proporcionar el desuerado.

Asimismo, es recomendable que la tela que se vaya a usar para la quesería se coja por todas las esquinas y mecer el alimento de un lado a otro para que de esta manera  se pueda perder el brebaje. Este procedimiento se hará durante aproximadamente una hora. Luego vamos a tomar de nuevo la por las 4 esquinas y hacer un nudo con ella, enlazar con un hilo y dejarlo colgadizo goteando durante unas 4 horas poco más o menos.

Una vez goteada la bola, se le puede añadir la sal o no, según sea su gusto, el salado se puede formar restregando sal gorda sobre la bola o mojando la bola en sal al 15% durante una hora. Dejar descansar en la nevera durante 12 horas y comer antes de 8 días.

Manera de hacer queso blanco llanero de Venezuela

queso blanco llanero de Venezuela

Para la realización del queso blanco llanero que se dan Venezuela, se usaraan los siguientes ingredientes:

Ingredientes:

-4 litros de leche.

-Cultivo láctico ó yogur natural (1/4 taza)

-zumo de un limón grande o media taza de vinagre blanco.

Elaboración:

En una olla grande se agrega la leche y el yogur, luego con un cucharon se hacen movimientos circulares mientras que la preparación se encuentra a fuego lento para que la leche no se chamusque. En el instante que la leche llegue a la temperatura solicitada esta debe ser aislada del fuego y agregarle  el vinagre blanco o limón.

Nota: Al ubicar el cuajo o el ácido deberían haber pasado por lo menos unos 30 o 40 minutos. Por otro lado, de no poseer un termómetro de cocina, la temperatura de la leche puede ser calculada con el dedo, si se encuentra un poco más tibia que la temperatura de nuestro organismo ya está.

Luego de agregarle el acido, la leche debe dejarse descansar por al menos unos 40 minutos hasta que coagule. Sucedido estos minutos la leche debe estar pegajosa. Con un cuchillo extenso u otro instrumento que sea largo y preferiblemente afilado, se procese a trozar la cuajada ejecutando varias líneas semejantes que su espesor no sea mayor a 5 cms, al mismo tiempo de líneas perpendiculares de grosor análogo, ladeando el cuchillo o material afilado en forma diagonal.

Esperar de 10 a 15 minutos es lo más digno para ejecutar cortes de nuevo cada cuadro por la mitad ladeando el cuchillo para que se corte el queso por debajo y seguir este paso hasta que la cuajada ya este de la dimensión de cubos pequeños para que de esta manera vaya soltando todo el suero. Asimismo, se debe aislar el suero de la cuajada, por lo que esta debe aplastarse dócilmente al fondo de la olla para quitar el suero.

Anotación: La consecuencia del queso debe ser lo adecuadamente sólido como para que esta se conserve en la parte menor de la olla mientras el suero es sacado, si no es así puedes aislar el brebaje con un tamiz de jugos muy fino para que no se derrochen algunos fragmentos de la cuajada y el suero salga nítido.

Colocar lo que vendría siendo el queso en una taza con aberturas para que continué drenando el suero, poner encima alguna clase de objeto que tengo mucho peso o algo que haga presión y posterior a ello dejar quieto por 2 horas y listo. En este sentido, hay mucho desacuerdo entre personas dedicadas al hacer queso de oveja ya que algunos declaran que las pesas para comprimir el queso deben dejarse por cerca de unas 18 a 24 horas y otros expresan que con solo de 2 a 3 días es muchísimo mejor.

Conclusiones

No hay antecedentes exactos sobre el comienzo del queso de vaca. La referencia concreta más vieja que poseemos atañe a tallados en tumbas egipcias de 2300 años mucho antes de nuestra existencia, sin embargo es muy posible que coexistiera ya como nutrimento desde antes de la invención del escrito, en tiempos de la prehistoria. Su progreso de producción, sin embargo, no ha variado mucho a cómo se fabrica actualmente en diversas cadenas industriales.

En este sentido, el queso sujeta calcio, fósforo, según sea la clase de elaboración entre un 7% y un 34% de proteínas, alto comprendido de calorías, y también de acuerdo a la clase de leche esgrimida en su preparación, siendo alrededor de entre un 22% y un 47% de grasas.

Por otro lado, cuando hervimos la leche y ésta posee un sabor amargo, es porque se ha cuajado. Asimismo, en el momento en el que se evidencia esto, es decir, la cuajada de leche se debe eliminar el suero de la leche. En este orden de ideas, si volcamos el suero, y pasamos el queso por un tamiz oprimiéndola para que excluya por completo el, lo que lograremos es citado «paño de queso». Sólo nos falta añadirle sal, para que poseamos queso freso.

En otro sentido, en cuando a la fabricación industrial del queso, al proceso de coagulado de la leche (apartamiento del suero fluido), le continúa un sumario de espuma y acidificación, que se ejecuta con vinagre, limón o el procedimiento más practicante- bacterias. Éstas pueden ser las mismas bacterias de la coagulada u otras que se suman particularmente, todo pendiendo del tipo de queso que se va a lograr.

En seguida viene un proceso de linaje del agua de la cuajada, que se ejecuta por comprimes o con calor, a lo que a su vez, y siempre pendiendo del ejemplo de queso final que se fabricará, puede contener otras metodologías adicionales, como el progreso de lavado de la cuajada en agua ardiente, para la transformación de los quesos cremosos y del queso mozzarella. En último lugar, se añade la sal, el último componente, tan significativo como la leche, materia principal. Si bien en algunos quesos, la sal sólo es sumada en su exterior, en la mayoría se mezcla junto a la coagulada. Al mismo tiempo de ayudar al sabor determinado, la sal es trascendental para la subsistencia del producto.

Por último, son subyugados a un sumario de añejamiento para el queso de alce, que transforma en tiempo y forma siempre estribando del ejemplar de queso que se está fabricando. E inclusive muchos son aliñados con especias o con vino, otros calados en agua salada para aumentar su sabor, entre otros. Muchos quesos, del mismo modo, no pasan por este procedimiento de añejamiento debido a que son causados para su gasto casi inmediato, los designados quesos frescos.

Conjuntamente de su forma de producción, igualmente influye en sus tipos y en la clase de queso derivado, en el tipo de leche usada. Finalmente, el queso de vaca es el más común ya que la leche de este bovino es la más factible de conseguir durante toda la época del año.